El sabor de una arepa porteña



Cuando la nostalgia golpea con rudeza, buscamos aplacarla. Y cuando esa nostalgia es más que todo gastronómica, hacemos hasta lo imposible para aliviarla. Es por ello que en Buenos Aires, los venezolanos amantes de las arepas, se las han ingeniado para ''clonarlas'' y así darle un grato recuerdo al paladar.

¿Con cuáles opciones se cuenta para preparar una arepa en suelo porteño? La primera en la que pensaríamos todos -y quizás la más fácil- es apelar a algún conocido que venga de visita y que traiga a lo sumo un par de paquetes; sin embargo, si eso no es posible, las opciones a la mano son las siguientes:

a) Harina paraguaya: aunque no es precocida, su textura y sabor final se asemeja bastante a la Harina PAN (harina de maíz blanco, refinada y precocida) de las arepas.
b) Maíz pilado: da un poco de trabajo toda la preparación, pero vale la pena.
c) Arepas con harina de maíz para preparar polenta.

En conclusión, en caso de emergencia, bien vale la pena romper la regla para no extrañar lo que podemos tener en nuestro paladar.

Comments

Martín said…
Soy poco arepero, pero vi esta y me provocó.